Los puntos más importantes a tener en cuenta para comprar una Máquina de Coser

Las máquinas domésticas presentan unos precios más asequibles. Sin embargo es importante tener claro el uso futuro que le vamos a dar para no quedarnos cortos en nuestra decisión. Las marcas nos ofrecen una amplia gama de modelos que se van a adaptar en mayor o menor medida a nuestras necesidades. Es indiscutible que un modelo superior va a darnos mayor garantía de durabilidad y eficiencia.

La posibilidad de poder regular la aguja lateralmente te va a ofrecer grandes ventajas con el tiempo. Los modelos que están muy limitados pronto te limitarán para poder evolucionar en tu uso más profesional e intensivo. El largo de puntada es también un punto muy importante. Tener un espectro de al menos 4 o más largos te va a ofrecer ventajas. Finalmente el zig-zag es la segunda puntada más importante. Es importante que tu máquina lo tenga. Hay una gran gama de cosas que se hace con el zig-zag.

Otro aspecto importante es la calidad de la estructura. Los modelos en los que prima el plástico te van a presentar problemas con el tiempo. Una máquina de coser se ve sometida a un uso intensivo y sus piezas van a soportar gran presión. Una de las piezas que debes tener en cuenta que sea metálica es la lanzadera. No sólo ésta sino también su recubrimiento que deberá ser igualmente metálico.

Para terminar debes considerar la existencia y precio de los accesorios. Puede que existan accesorios compatibles con los que puedas ahorrar un buen dinero a largo plazo. Todo dependerá del uso que pretendas darle. Es indudable que con el tiempo será preciso sustituir alguna pieza por el propio desgaste.


Porque comprar una máquina de coser para mi hogar

Tener una máquina de coser en tu hogar tiene muchas ventajas. Tu máquina de coser te va a ahorrar tiempo y dinero. Vas a poder iniciarte a realizar increíbles nuevos diseños para tu hogar. Las amplias prestaciones y durabilidad la harán muy rentable ya que podrás tenerla durante muchos años.

Disponer de una máquina de coser en tu casa te va a hacer ahorrar tiempo y dinero. Si tienes niños pequeños será normal que rompan su ropa, cojines u otros elementos de la casa que requerirán remiendos. Una máquina de coser te va a permitir arreglar estos desperfectos de forma rápida y sencilla. Tener que ir a un taller de costuro con cada nuevo remiendo te resultaría muy costoso. Gracias a tu máquina de coser ahorrarás ese tiempo y mucho dinero a largo plazo.

Una máquina de coser no sólo te va a permitir realizar arreglos, sino que además podrás fabricar nueva ropa o complementos. Existen multitud de guías en internet que te permitirán acceder a todos los patrones que puedas imaginar. Tu máquina de coser te va a permitir elaborar nuevos cojines, camisetas o todo lo que desees. Pronto descubrirás el placer de poder realizar por ti misma nuevos modelos que serán plenamente tuyos.

Las máquinas de coser tienen una larga vida útil si las cuidas bien. Los modelos van mejorando, pero no tanto como puedas pensar. Una máquina de coser podrá estar contigo durante muchos años sin necesidad de arreglos o un mantenimiento muy costoso. A diferencia de otros electrodomésticos de tu hogar, tu máquina seguirá siendo plenamente útil sin quedarse desfasada por el paso de los años. Pronto descubrirás que es una fiel aliada con la que querrás contar cuando más la necesites.

Una máquina de coser es una inversión rentable sobretodo para aquellos hogares en los que convive una familia. Evitar tener que tirar la ropa u otros elementos del hogar tan pronto tienen la más mínima rotura, te va a ahorrar mucho dinero. Tener la oportunidad de crear tus propias obras te va a resultar delicioso sorprendiendo a tus invitados con diseños que nadie más tendrá.


Las principales partes de una máquina de coser

La función principal de una máquina de coser es unir la tela u otros materiales con hilo. La manera de unir dos trozos de tela dependerá de la puntada que seleccionemos. En todo caso el fin es el mismo, mantenerlos fijo de forma adecuada y estética. La mejora en el diseño de las máquinas de coser industriales hizo posible que también se crearán modelos para el hogar. Actualmente podemos guardarlas de forma sencilla y desplegarlas cuando las necesitamos sin mucho problema.

Las máquinas de coser se componen de diferentes partes. El volante es el encargado de hacer subir y bajar la aguja que irá dando las puntadas al tejido. En algunos modelos podremos tener un acceso sencillo al volante pudiendo dar puntadas de forma manual y en otros no será posible. El porta hilos se combina con el guía hilos, el tira hilos y el tensionado de hilos. Todos estos componentes se encargan de garantizar que la alimentación de hilo sea la correcta evitando enredos. Mantener el hilo con la correcta tensión mejorará la calidad de la puntada y evitará que el hilo se rompa mientras trabajamos.

La aguja es la encargada de ir dando la puntada. El hilo entra por un pequeño agujero de su extremo y va atravesando la tela puntada a puntada. En el área de la aguja podemos encontrar el prensatelas. Su misión es mantener la tela sujeta para que no se mueva mientras cosemos. Como mecanismo adicional de seguridad tenemos la placa de la aguja. Esta placa o soporte sirve como guía y facilita que la máquina cosa manteniendo la dirección correcta.

Los mandos de tu máquina de coser son también muy importantes. El selector de patrón de puntada te permite seleccionar el tipo de puntada que vas a utilizar. El selector de longitud de puntada puede serte de gran utilidad. Mide la distancia en milímetros que va a avanzar la máquina de coser entre puntada y puntada. Cuanto menor sea la distancia, mayor será la fuerza de la fijación. Otro controlador importante es el selector de anchura de puntada. Este selector es útil para los puntos en zigzag. Finalmente podemos encontrar la tecla de retroceso. Esta tecla invierte el sentido en el que la máquina va a coser. Esta función se utiliza para realizar remates y evitar que los puntos se deshagan en las terminaciones.

Si bien puede parecer compleja una máquina de coser en realidad no lo es tanto. Una vez que se adquiere suficiente práctica todos sus controles resultan muy intuitivos y fáciles. La selección de los controles la irás haciendo para que tu máquina se adapte a ti.